Consigue tu primera campaña gratis

¿Por qué publicidad online?

Todo cambia constantemente y seguirá cambiando, en esta era de internet, de redes sociales y de millones de dispositivos móviles activos, es inevitable que así sea. Por ello debemos de adaptarnos a este nuevo sistema a un mundo en el que estamos conectados veinticuatro horas del día y en el que la respuesta inmediata ha dejado de ser un deseo convirtiéndose en una exigencia. Por ello la publicidad online pasa a tener un papel fundamental para cualquiera que alguien conozca sus productos, servicios, etc.

La consulta de información, el entretenimiento llenan horas y horas de navegación en millones de dispositivos donde tenemos a posiblemente nuestro cliente potencial, ¿Por qué no entonces le mostramos lo que tenemos para él?.  Con los nuevos medios de publicación online podemos parametrizar un enorme abanico de posibilidades, esto nos hace tener una herramienta en nuestras manos muy potente la cual podemos manejar de manera profesional y conseguir resultados muy acertados a los que necesitamos como empresa.

La gestión de la publicidad online consiste precisamente en ello, en crear una estrategia válida para cada cliente ya que cada cliente es específico y puede tener una u otras necesidades. Así comenzamos el camino, con la creación de la estrategia, eligiendo los medios que vamos a usar, los diseños de campañas publicitarias para cada uno de ellos, la elaboración de los formatos correspondientes, el lanzamiento y monitorización de los resultados, dependiendo de éstos aplicaremos una optimización apropiada para conseguir los mejores resultados para nuestros clientes.

Para todo ello, a diferencia de lo que sucede en la publicidad tradicional, son necesarias toda una serie de acciones que garanticen el éxito, es decir, que permitan aprovechar al máximo las oportunidades que ofrece la publicidad online:

  • Por parte de la agencia y de los creativos, es imprescindible un profundo conocimiento de la empresa, de la marca y del producto, lo que pasa por un entendimiento fluido entre agencia y anunciante.
  • Determinar el público objetivo al que va dirigida la campaña.
  • Una vez con los segmentos de público seleccionado podemos definir aún mucho más, como por rango de edad, sexo, localización geográfica, gustos, intereses, páginas que visita, comprador online, tipo de dispositivos que usa, y muchos más parámetros que podemos usar con el fin de llegar a nuestros clientes ideales.

 

Y lo mejor de todo es que todo queda registrado y podemos medirlo, de esta forma podemos trabajar sobre un ROI (Retorno de la inversión Publicitaria) que al cliente le valdrá de mucho.